OPINIÓN: ¿CUÁL DEBE SER EL AUMENTO DEL SALARIO MÍNIMO?

El proceso inflacionario que ha tenido lugar este año puede ser solo el comienzo de un proceso mucho mayor. Los costos más altos que deberán enfrentar los empresarios para el año 2016 pueden llevar a un bajo crecimiento del producto y a un aumento aún mayor de los precios para el año venidero.

Para el año 2015 se aprobó un aumento del salario mínimo de 4,6% frente a una inflación del 3,66% en el año 2014. Hoy el panorama es diferente: nos enfrentamos a una inflación que, en lo corrido del año 2015 (sin   diciembre), alcanza el  6,39%.

Actualmente se surten las negociaciones que pretenden acordar el aumento del salario mínimo para el año siguiente y el gremio de empresarios ofrece un aumento del 6,8%, mientras que los trabajadores presionan por un alza del salario del orden del 10% al 12%. Estas negociaciones se llevan a cabo en el final de un año  2015 que deja un amargo resultado para el país: el fenómeno del niño y el fiasco del cargo de confiabilidad elevaron los precios de la energía; el crecimiento del PIB ha sido menor que en los años anteriores, principalmente por la baja en los precios del petróleo; y la inflación ha aumentado de forma importante. Sin embrago, frente a estos resultados, se presenta como contraste que actividades como el comercio y la construcción hayan favorecido en gran medida que el crecimiento del producto no fuese menor.

Dado este contexto, imaginemos los distintos escenarios a los que pueden llevar la negociación:

Por una parte, si se llega a aprobar una alza como la deseada por los trabajadores, es decir superior al 10%, los costos de operación de los sectores de comercio, construcción, industria y servicios en general aumentarían de forma importante. Así, frente a esta alza, es de esperar que, buscando mantener ciertos niveles de rentabilidad, las empresas eleven los precios de los bienes y servicios ofrecidos (siempre que les sea posible). Además, frente a los altos pagos salariales que este aumento representaría y dada cierta inflexibilidad para reducir el uso de energía, es factible que muchas empresas incurran en amplios despidos de personal o, inclusive, en contrataciones ilegales con salarios inferiores al mínimo. Adicionalmente, y como alternativa frente al alza, algunas firmas pueden preferir llevar sus operaciones a otro país donde encuentren menores costos, lo cual puede empeorar la situación ya mencionada. Así, de aprobarse el incremento propuesto por los trabajadores, tendríamos un escenario con un desempleo mayor, menor producción y con un salario incapaz de mantener la capacidad adquisitiva de los trabajadores ya que los precios continuarían en ascenso.

Por otra parte, con un aumento del salario inferior al 10%, por ejemplo, del 6,8% como el propuesto por los empresarios, es de esperarse que también se den despidos ya que aunque el pago de salarios no es tan alto, el costo de la energía sigue siendo elevado y el crecimiento de la economía más bajo que en los años anteriores. No obstante los efectos en general se verían diluidos. Así, en este escenario, deberían ser menos las empresas que abandonan el país y el número de despidos; a su vez, frente al caso anterior, el aumento de precios sería menor y se tendría una mayor cantidad de personas empleadas capaces de comprar los bienes y servicios producidos por lo cual la disminución de la producción también sería menor. De esta forma se puede observar que, con un aumento del salario mínimo que se acoja a la propuesta del gremio de los empresarios, se tendrían como resultado una inflación menor, una mayor tasa de empleo y un mayor producto frente a lo que se observaría de darse el alza que sugieren los empleados.

Adicionalmente, cabe notar que en el segundo caso los salarios más bajos permiten que los productos nacionales sean más competitivos frente a los extranjeros, lo cual favorece un proceso de recomposición del consumo de las familias hacia canastas que contengan una mayor cantidad de productos nacionales lo cual, no solo favorece el crecimiento de la industria nacional, sino que además aminora las presiones inflacionarias causadas por el proceso de depreciación.

Bajo estas consideraciones se sugiere que el aumento del salario debe ser cercano a la inflación o inclusive menor. En este sentido, un aumento moderado de los salarios resulta favorable para los empresarios, pues permite que sus operaciones se mantengan rentables pese a las situaciones adversas que atraviesa el país y, de igual forma, se muestra benéfico para los trabajadores, ya que con un incremento cercano a la inflación las presiones inflacionarias son menores y el riesgo de un espiral inflacionaria se ve disminuido. De esta forma, con el aumento sugerido, se protege la capacidad adquisitiva de los asalariados y a su vez se logra que la población empleada sea mayor.

_____________________________________________________

Escrito por: David Vargas.

Siguenos en las redes sociales:

                                                                    

La discusión sigue abierta, aporta a la comunidad del edificio 312.

Anuncios

2 comentarios en “OPINIÓN: ¿CUÁL DEBE SER EL AUMENTO DEL SALARIO MÍNIMO?

  1. Recomiendo una revisión de redacción. Se me hizo muy difícil de leer, faltan letras y palabras e incluso una mejor puntuación.
    El análisis tampoco es juicioso, creo que en necesario justificar las afirmaciones con citas. Por ejemplo, por qué es mejor que el s.m l.v no suba a lo que exigen los trabajadores?

    Me gusta

    1. Agradecemos mucho tus comentarios.
      Hemos corregido los errores y esperamos que ahora puedas leer el artículo con facilidad y comprender su contenido.
      En el quinto párrafo “Por una parte, si se llega a aprobar una alza como la deseada por los trabajadores, es decir superior al 10% (…)” se explica porque, en opinión del autor, el alza no debe corresponder a lo que exigen los trabajadores.
      Por otro lado, en cuanto a la justificación de las afirmación, es bastante complicado poner en este enlace todas las teorías y conceptos económicos que subyacen este análisis. Sin embargo, como sabemos que no todos nuestros lectores son economistas, estaremos publicando una serie de videos e infografías que presenten teorías, conceptos e información económica para no economistas que quizás podrán aclarar tus dudas.
      Saludos

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s